« Home | julio les dejo un fragmento de un docuemental int... » | espejada lucrecia ya no era lucrecia. eso sentía e... » | hoy, jueves, retoque en la portada y el capítulo s... » | no ser (...) después te resignás a ser grande, tra... » | boludas rv: es una boluda. no se puede ofender po... » | ternura lucas es hijo de desaparecidos y se llama... » | siempre nunca no se daba. no podía. sólo una vez, ... » | libros digitales leí dos notas que aparecieron en ... » | me fui y volví costó pero volví. estuve desde el d... » | perón, perón... este es el peronismo que supieron ... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

palomas atrevidas
llegar al bar trianón, que queda sobre boedo, a unas cuadras de los runrunes de san juan, es para marcos todo un acontecimiento porque allí venden el mejor sanguche. y digo sanguche porque es así como se le dice a este jugoso sanguche de pavita.
marcos volvió después de mucho tiempo. necesitó el regreso no por gracia personal, sino porque tenía que entregar unos dibujos por el barrio que lo vio nacer y ahí estaba. sentado otra vez en las mesitas de afuera del bar trianón.
se sentó y volvió a sentir ese aplauso en su pecho, ese aquí estoy de vuelta, barrio, y vengo por otro sanguche de pavita, carajo. gauchesco, pero es así como marcos reencarnaba en sí mismo, ya saboreando la cerveza y esperando que le traigan las papitas o algo para picar previo al almuerzo.
acá las cosas no cambian, se dijo: maníes y papitas, como debe ser. los vio venir con el mozo arrastrándose por el bar, bandejeando el andar, muñeca gay, nunca cargada al respecto. señor..., dijo y sirvió mientras apoyaba con brutalidad medieval los dos platitos del tentempié que poco después se inauguraría en un triple memorable de marcos: maní entre dedo índice y gordo, flexión de codo, tira y mastica orgulloso. poco después, baño interior de cerveza a temperatura ideal.
aquella gloria interna fue interrumpida por las palomas. la simpatía de los animalitos comenzó a llamarle la atención. palomas guapas, nada de miedo al humano ni mucho menos. correteaban alrededor de la mesa y se les notaba el hambre, miraban y pedían como perro al lado de la parrilla.
segundos después, una paloma atrevida se le subió a la mesa y, parada en el vaso de cerveza, comenzó a picotear el maní y tiró por la borda todo perfil simpático de aquel animal boludo por excelencia.
las palomas son boludas, pero no hay paloma más boluda que la que intenta demostrar lo contrario comiéndole el alimento al humano. entonces, marcos le revoleó tres cachetazos y se le escapó un: puta que te parió, paloma de mierda.
no le pegó. la espantó y el animal voló a la mesa contigua vacía, mientras tanto, las demás se habían acercado para ver la jaula del humano que almorzaba. serían unas veinte con su ruidito característico y marcos se quedó relojeando a la atrevida que ya amagaba a volar de una mesa a otra como un mirage excedido de peso. y en ese descuido inocente se le subió otra gordita, aleteando apenas para hacer equilibrio en el borde de la bandejita de papitas y meta picotear y picotear. pero marcos ni se puso a pensar que ya le había atestado un revés derecho tenístico y el bicho cayó al suelo. se levantó como un resorte para no pasar vergüenza ante la comitiva emplumada y los de la mesa de atrás, la señora y su nietita que acababan de levantarse.
llegó la milanesa y la eternidad de la que había dispuesto el mozo casi ni se había notado. sólo cuando apareció con su slalom reumático entre las mesas de la parte interna... ahí viene el hijo de puta éste, se dijo trasladándole su bronca hacia las palomas.
comió orgulloso porque su revés lo había hecho respetar. de reojo, la comunidad había desaparecido. estaría caminando a fuerza de cogotear y cogotear por algún otro lado. las había vencido. el humano había derrotado a las bestias emplumadas. nada podía vencer al humano enfurecido. claro que no.
pero la realidad refutó rápida y satírica: las palomas ya estaban sobre la mesa de atrás. marcos se dio cuenta por los ruidos que hacían, giró y vio aquella escena de desierto. no eran palomas, eran como diez cuervos comiendo las sobras del almuerzo de la señora y su nieta.
pidió café y le dijeron que no había. se rompió la cafetera, dijo el mozo sin ganas, y marcos: está bien, gracias, ¿la cuenta?, sí, cuenta hay, y la seña de la firma.
por supuesto que se tomaría su tiempo con la cuenta. detrás, las palomas se seguían ocupando de las sobras y marcos se corregía a sí mismo: en las mesitas de afuera de trianón había palomas por la demora del mozo caracol. era evidente. ya no atendía el viejo atlanta. resulta obvia su muerte, ahora que lo piensa, porque ya en aquella época era viejo. pero ese recuerdo ya es otro tema. seguro que, en otra ocasión, marcos va a dediarle alguna remembranza al viejo atlanta. al levantarse para la retirada de trianón, todavía le parece escuchar el chist de atlanta. gira y el viejo pregunta como siempre: ¿cuándo te hacés de atlanta, pibe?.
...
recomiendo mucho ésta dirección para los que están interesados en ver un recital completo de coldplay, foo fighters, gorillaz (lo vi y lo recomiendo con mi ¿sello de confianza?), franz ferdinand, dave mathews band, depeche mode y algunos más que no me interesan pero tal vez a ustedes sí.
...
voyeur

Etiquetas: ,

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.