« Home | el negro y los suyoswww.negrofontanarrosa.com » | colectivoen el tren, sentado por fin, observaba la... » | luto -falleció el pajarito chiquito.sí, así me ano... » | zárate, al pie del puentedespués de tomar el tren ... » | marcos-4/diez años al ser liberado, no sintió que ... » | él"Verlo trabajar en un estudio es realmente sorpr... » | un cuadro cuando ale se levantó, el chico-musa tod... » | culpa discutieron a muerte y en el hijo de puta fi... » | iluminacióntengo la manía de alquilar películas po... » | marcos-2/marx terminó los crucigramas de la contra... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

noche de hombres
bueno... porque se acabó el día, propuso el alita para el brindis de tinto y no hubo chin-chin por el silenciador de los tetrabrick; seis litros, uno para cada uno.
les faltaba la sensación de hogar dulce hogar porque hubo que dejar la villa y esconderse en un ex desarmadero, un baldío de mala muerte; mala muerte, como si la villa no lo fuera. se vienen los gendarmes armados hasta el culo y piquenselá porque va en serio, les había dicho la noche anterior el poli de la 23 que pasa siempre a buscar parte de la guita y algún ayudín para los muchachos. se fueron y no hubo lágrimas. se quedaron las mujeres y los chicos: chau, y sin llorar, eh, ya saben lo que tienen que decir.
el alita tragó largo, sacó la nueve de su espalda, gatilló, el estampido y todos observando la bala dirigiéndose al cielo. el alita extrañaba.
cuando bajaron la vista, hacía tiempo que antonio ríos había dejado de cantar y todavía se escuchaba de fondo el rumor crujiente del asado de tira cociéndose al fuego.
voyeur

Etiquetas: ,

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.