« Home | solo cuando mónaco mastroeli era adolescente tambi... » | peregrinación van todos. uno atrás de otro. un pa... » | palíndromos juan filloy, que vivió hasta los 106 ... » | las manos milton y mónica debían demostrarse que s... » | la que espera yanina no es fanática pero está otra... » | viejo histérico -¿otra vez papá? -le preguntó marc... » | navidad un tinto caro, un paquete de seis salchic... » | pequeños placeres mario rubio tiene pequeños place... » | olvidos -hola. -hola ¿qué hacés? -nada, te llamo. ... » | juntos hasta tarde con magalí atravesamos juntos j... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

piropos
marcos no tuvo mejor idea que hacerlo. otra vez, y a pesar de ya haberse reclamado no volver a hacerlo, acababa de decir un piropo a alguien que conocía hace tiempo. desde hacía unos años que había concluido que el piropo es para las mujeres que uno acaba de conocer o las que desconoce completamente como esa hermosa damita que camina por la calle. el tiempo de la credulidad son los primeros minutos de la relación en que uno quiere elogiar a la señorita que tiene delante diciéndole que le gusta su piel, que nunca ha visto un cuello tan hermoso para irse a vivir o que en sus pechos hay una fiesta a la que le gustaría estar invitado, y ella echará una sonrisa en el mejor de los casos; y, si no es una simple transeunte que nos ha destapado esa bestia interior libidinosa, es decir, si es una dama que abordamos en un boliche o pub o simplemente con quien ya entablamos una conversación mayor a cien caracteres, hasta podría sentirse gustosa por recibir tal frase.
pero esa tarde se lo había dicho a romina. se lo había robado a liniers, su dibujante favorito, porque le pareció de los mejores piropos que había escuchado y porque seguro que ella no sabia que era de liniers. vos deberías ser un gusto de helado, le dijo. y ella se sonrió y le dijo impostando la voz: ay, pero qué salamero se ha vuelto, don. y no le quedó otra que devolver la sonrisa y quedarse con ese sentimiento agrio repetido. otra vez no lo tomaban en serio.

voyeur

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.