« Home | velorios marcos le huye a los velorios. no le gus... » | chistes no todos estamos capacitados para contar c... » | el recurso tres horas antes ni se conocían, y ahor... » | la salud de laura si uno le preguntara qué es de s... » | artista en el anfiteatro de la estación de tren de... » | caníbales segundos escurridizos se escapan entre m... » | libro de regalo desde hoy hasta este viernes tiene... » | miguel y norma a miguel y norma los veo todos los ... » | anécdota de perón josé maría gatica, el mono, lueg... » | ¿qué escribir? (final) cuando el guionista leyó el... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

austero
edgardo era el típico hombre austero que pasa su vida ahorrando peso por peso para quién sabe qué cosa. era uno de esos tipos avaros, de presupuesto metódico, de lapiz de punta fina y anotador sin renglones... un miserable que no encontraba el dinero como un medio sino como un fin.
el papel pintado podía ser un enigma. para algunos, el dinero sirve para hacer cualquier cosa. para otros, ese dinero no lleva escrito qué cosa hacer con él. pero fue así hasta que se casó con marita, una mujer de corazón grande que no soportó eso de la seguridad de tener la prosperidad en el banco; ella creía más en tenerla en los zapatos, en la ropa, en viajes, en la vida real.
ella entró en su vida para cambiársela. a fuerza de sexo y... más sexo. marita, fanática de los gemidos, gritos y rasguños en la espalda, le había cambiado la vida. edgardo ya no era el mismo. andaba de acá para allá con su marita y diciéndole a todo que sí. florecía cuando la observaba directo a los ojos, pero la realidad fue que ella terminó yéndose con su fortuna.
al enterarse, edgardo no hizo gran cosa. cuando le preguntaban respondía que, durante todos esos años, le había pagado el tratamiento y las operaciones a una amiga muy cercana que de todas formas había muerto. ante la insistencia, repetía: es la pura verdad, es la pura verdad.
tiempo después nadie lo volvió a ver. dicen que recibió una carta y que de un día para otro desapareció o murió de pena. con el tiempo, para el barrio ambas cosas terminaron siendo lo mismo.

voyeur

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.