« Home | ¿qué escribir? (final) cuando el guionista leyó el... » | ¿qué escribir? (II) el guionista vio películas que... » | ¿qué escribir? el guionista estaba encerrado en sí... » | drogas los fines de semana mario terminaba descona... » | lugares comunes hace poco me preguntaron qué es lo... » | piropos marcos no tuvo mejor idea que hacerlo. otr... » | solo cuando mónaco mastroeli era adolescente tambi... » | peregrinación van todos. uno atrás de otro. un pa... » | palíndromos juan filloy, que vivió hasta los 106 ... » | las manos milton y mónica debían demostrarse que s... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

anécdota de perón
josé maría gatica, el mono, luego de ser derrotado al pelear por el título del mundo en el madison square garden frente a ike williams (el argentino se burló poniéndole la cara al rival y fue noqueado de inmediato: un papelón), regresó al país y visitó a perón, confeso fanático del box y en algún tiempo pugilista.
así relató gatica aquel encuentro:
-Perón apareció en mangas de camisa. Estábamos Juancito (Juan Duarte) y yo, y dos milicos más. Esperamos como una hora. Vino Perón solo. Con una cara de hijo de puta madre que ni te cuento, la de todo milico. Decían que Evita estaba con mucho trabajo. En realidad se rumoreaba que estaba muy enferma. Nos pusimos de pie y se me vino al humo. Juancito me había prevenido: no te hagas el piola, poné cara de arrepentido. El está convencido de que vos pusiste la cara... Me le adelanté con la mano en alto para estrechar la de él, le sonreí: hola General. Me dejó con la mano en el aire. Es mentira como lo dijo la gente que me haya dicho: Gatica, usted ya me tiene podrido. La verdad fue: guardate la mano ¿hiciste lo mismo con el negro? ¿A él también fuiste a saludarlo? ¿Fuiste a hacerle monerías?... Y cuando dijo eso me puse mal. Me olvidé de que era el presidente y lo interrumpí porque no me habí agustado nada eso de monerías y menos delante de los demás, y le dije: bueno, cualquiera puede perder... El estaba diciendo algo, creo que era sobre el país, algo así. Se molestó. Estaba de espaldas, medio de espaldas, se volvió y me dio un cachetazo. Creo que si me hubiera quedado sentado no me lo habría dado. Fue porque me tuvo a mano y ya venía con bronca de otra cosa. Se volteó y me dijo: no me interrumpas cuando yo hablo pedazo de pajuerano, y me dio el cachetazo... Me lo dio justo cuando dijo pajuerano, no me lo olvido más.


*este texto tiene dos libros como fuentes: (1) Gatica, de Enrique Medina y (2) La patria deportista, de Ariel Scher. se me ocurrió escribirlo porque vi algunos posts que pintaban con anécdotas un perfil bonachón o simpático del general bastante ajeno a esta historia.
...
hoy, capítulo treinta y ocho de chico de country.
...
voyeur

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.