« Home | austero edgardo era el típico hombre austero que p... » | velorios marcos le huye a los velorios. no le gus... » | chistes no todos estamos capacitados para contar c... » | el recurso tres horas antes ni se conocían, y ahor... » | la salud de laura si uno le preguntara qué es de s... » | artista en el anfiteatro de la estación de tren de... » | caníbales segundos escurridizos se escapan entre m... » | libro de regalo desde hoy hasta este viernes tiene... » | miguel y norma a miguel y norma los veo todos los ... » | anécdota de perón josé maría gatica, el mono, lueg... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

primera ganadora
luego de dos semanas de espera por diferentes dificultades ofrecidas por mi cuenta de correo en gmail, la ganadora del libro Noches de cocaína, de James Graham Ballard, es Maun, una atenta seguidora de voyeur.

primero pensé en que el sorteo debía hacerlo yo porque ustedes deberían confiar en mí sin reparos. sin embargo, después encontré más divertido involucrar más gente en esta iniciativa. entonces, para que no quedaran dudas de la veracidad del evento, el sorteo fue realizado por un jurado serio y notable: noelia cohen y tato liberale.
previo al momento cumbre, se les tomó esta fotografía.

ah, el texto que envió Maun es este:

Tuve la clara sensación de no poder abrir los ojos; me encontraba mirando a través de un tanque de agua. Fue un estado largo y muy doloroso, lleno de angustia de no poder despertar y de a la vez, estar despierto. Luego, lentamente, el mundo se aclaró y entró en foco. Mi campo de visión se hizo de nuevo muy redondo y amplio, y con ello sobrevino un acto consciente ordinario, que fue volver la vista en busca de aquel ser maravilloso.
En este punto empezó la transición más difícil. La salida de mi estado normal había sucedido casi sin que yo me diera cuenta: estaba consciente, mis pensamientos y sentimientos eran un corolario de esa conciencia, y el paso fue suave y claro. Pero este segundo cambio, el despertar de la conciencia seria, sobria, fue genuinamente violento.
¡Había olvidado que era un hombre! La tristeza de tal situación irreconciliable fue tan intensa que lloré.


de "Las enseñanzas de Don Juan" - Carlos Castaneda.

voyeur

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.