« Home | el horario de visitas acaba de despertar. esteban ... » | borges era la primera vez que estaba conforme con... » | el momento de marina se caracterizaba por una virt... » | el antiperros yo había conocido gente que hablara ... » | amigos de nuria nuria busca amistades. va por la v... » | el secreto del padre el padre juan josé toca la gu... » | el hermano que vive en barcelona cuando marcos tuv... » | víctor, el europeo charlatán de feria, vendedor de... » | amor y tiempo -el amor no existe. sólo existe un p... » | yo contra mí -no podés contestarle así. no es un t... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

decisión de jefa
lucrecia sampietro es jefa y no le importa hacer uso y abuso de su profesión. es madre soltera y anda por la vida diciéndolo, echándoselo en cara al mundo y en cierto punto haciéndolo responsable de la falta de marido. todo, para que no la hagan responsable a ella, que ya tiene demasiado con la oficina, los presupuestos y los cuatro hombres a su cargo: dos de más de treinta y dos de menos de treinta.
tiene un escote así de grande. no es que lo lleve a veces o algo por el estilo. ella lo tiene. todas las camisas o blusas que utiliza para ir al trabajo son escotadas. por más que sea invierno u otoño, ella lleva el escote.
de los cuatro empleados, ya tuvo relaciones con tres. ella, a sus treinta y ocho, todavía está fuertísima. así se lo dijo uno de sus empleados y lucrecia lo anda pregonando en su grupo de amigas: estás fuertísima, me dijo el pendejo, comentó ella en la casa de mónica y todas se rieron a carcajadas entonadas por el anís.
el miércoles pasado le tocó a joaquín. le dijo que tenía que quedarse a hacer extras por el balance de uno de los clientes y el empleado de 25 años obedeció. sí, no hay problema, respondió con la seguridad de lo que sucedería después. los compañeros ya le habían contado sobre la jefa, de su gusto por el histeriqueo previo y también de los gritos desaforados con los que les cambiaba el nombre a sus amantes durante el sexo.
joaquín radini resistió los embates histéricos de lucrecia con soltura: sorteó la apertura de escote durante el pedido de material de la empresa, la charla de mal de amores, las piernas demasiado abiertas en el sillón de la oficina mientras él controlaba el listado de proveedores y también soportó los masajes del trabajo terminado.
lucrecia desesperaba por la quietud de su futura víctima y, basándose en su omnipotencia, hasta llegó a pensar en la homosexualidad. entonces, por primera vez tomó la iniciativa.
-si no me sacás la ropa ahora, te echo -le ordenó hablándole casi boca a boca.
-... -joaquín la miró sorprendido. nunca pensó en tal frase para romper el hielo.
-¿qué me mirás, radini? ¡desvestime, te digo!
-no...
-¡qué no! yo no te lo estoy preguntando. te lo estoy ordenando, radini. acá yo tengo el poder, querido...
-y yo me cago en tu poder -dijo radini. se levantó, agarró su campera y se fue.
el lunes fue a trabajar como si nada hubiera pasado y la saludo: buenos días. buen día, le respondió ella muy contenta.
dos semanas después, joaquín radini tuvo que volver a hacer extras pero esta vez cedió ante la jefa. ella se estaba tocando frente a él, sin decirle nada. de piernas abiertas, otra vez en el sillón de la oficina, y con el escote desordenado. lo miraba fijo y se lamía los dedos de su mano derecha. luego los gritos, el cambio de nombre, los pedidos... todo.
la mañana del lunes, al entrar a la oficina, un compañero le dio la mala noticia: lo habían echado. parece que reducción de personal, le dijeron. entonces, entró raudo a la oficina de lucrecia.
-¿qué carajo hacés, lucrecia? -era la primera vez que la tuteaba.
-¿yo? ¡te echo!
-¿pero por qué?
-cogés mal, radini. muy mal. tomátelas.
cuando salía, los compañeros se reían de la desgracia ajena.
voyeur

Etiquetas: ,

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.