« Home | lugares comunes hace poco me preguntaron qué es lo... » | piropos marcos no tuvo mejor idea que hacerlo. otr... » | solo cuando mónaco mastroeli era adolescente tambi... » | peregrinación van todos. uno atrás de otro. un pa... » | palíndromos juan filloy, que vivió hasta los 106 ... » | las manos milton y mónica debían demostrarse que s... » | la que espera yanina no es fanática pero está otra... » | viejo histérico -¿otra vez papá? -le preguntó marc... » | navidad un tinto caro, un paquete de seis salchic... » | pequeños placeres mario rubio tiene pequeños place... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

drogas
los fines de semana mario terminaba desconado. después del recital, llegaba a la casa con la mueca rota de vino tinto, faso y cualquier otra cosa que modificara su modo de ser. recién comienza con su banda, algo tarde, pero él tiene respuesta: tengo 25 y no me interesa llegar a la fama. mentira piadosa, claro.
cuando el suicidio se ponga de moda, vamos a librarnos de toda esta manga de idiotas, citaba en los pubs a sid vicious, pero hace un año tuvo una noche... ni siquiera pudo citar a su ídolo. no podía ni hablar. en la plaza se había bajado medio kilo de helado de limón con vodka y había quedado de cama. desconado, como dice él. igual, el recital fue lo de menos. terminó de cantar y tuvo su recompensa en auto prestado: morocha, flequillo estricto, aliento a cerveza, pollera corta, bombacha de elástico estirado, dientes todos, bondad absoluta.
así era mario. y el verbo se conjuga en pasado desde cuatro meses. casi un año después, la morocha de aquella noche lo llamó teléfono y le dijo: tenés un hijo de un mes y medio. pum... ambiente pomposo, falta de entendimiento, correr a la plaza, primero marihuana, luego cocaína y el abrazo de los pibes. un polvo loco... un polvo... repetía mario.
el tiempo le deparó contar su historia en el trabajo. ¿en qué andás, marito?, le preguntaron. acá, teniendo hijos, respondió. lo veían distante, preguntaron, tenía ganas de contar, contó y nadie sabía bien qué aconsejarle. él dijo que, después del adn, lo iba a reconocer y: mañana llevo al guacho a casa, lo voy a ver por primera vez.
al otro día, todos se lo preguntaron y mario era diferente: andaba necesitando cierto freno, viste. prefiero reconocer al pibe ahora y no después, cuando es más grande, de arrepentido, le parto la cabeza si le hago eso. lo voy a reconocer ahora porque yo lo tomo como una señal, qué se yo, el destino lo puso en mi camino para que me calme. estaba muy loco. ¿y cómo es el nene, marito?, le preguntamos. el guacho es hermoso... un osito, loco... no sé... por momentos pienso cada barbaridad... pero después lo veo ahí y no me importa nada... ese pibe es la mejor droga.
ayer mario tuvo recital en floresta. fue la madre del nene, con el nene y también la actual novia de mario, que tiene dos hijos de otra pareja y no precisó prospectos para entenderlo todo. en el último tema, mario pidió al nene y le habló a sus cuarenta o cincuenta fans.
-ustedes se drogan ¿no? yo también, loco, lautaro es mi nueva droga, las demás las dejé.
jamás lo aplaudieron tanto.
cuatro meses después haberse enterado, los planes de adn todavía están en veremos.

...
hoy, capítulo treinta y seis de chico de country.
...
voyeur

Etiquetas: ,

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.