« Home | me corrieron el telón. no sabía lo que había detrá... » | -No, comé churrasco que es más sanito. Los consejo... » | -¿Me acompañás a un lado? –me dijo y yo no sabía q... » | -Gracias por venir, eh. -No, gracias a vos. Este d... » | Después de lograr la conquista, la llevé a mi depa... » | Me puse a pensar en la frase te amo y saqué una co... » | -¿Pá, quién inventó el sol? -Dios, Martín. -¿Por q... » | Los músicos y los escritores tienen un truco. Cuan... » | Aquel cumpleaños de mierda. Me lo acuerdo bien. Mi... » | ¿Dónde vivo mi vida? No sé. Me es imposible dividi... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

En una época yo iba por esos bares en los que después se baila buscando a la chica que fuera justa para mí. Afrontaba las damas erguido, con aires de no me importa nada, las invitaba una copa y luego del comienzo convencional de la charla, intentaba fijarle la vista en sus ojos y cuando ella se sorprendiera por eso llegaba la hora de la verdad.
-Me miras... de cerca, me miras...
Y la dejaba picando como a la expectativa de que llegara la respuesta disyuntor de mis ilusiones. Esa que deparara el comienzo de mi clásica idealización.

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.