« Home | otro portazo. ya estaba harto. los dos estábamos h... » | no se el porqué. ni tampoco cómo se me ocurrió, pe... » | es terrible. el verano es terrible, pero no duran... » | ¿para qué? ¿para qué tener amigos? el tipo lo dijo... » | volvió. como toda idea obsesiva, volvió. se me hab... » | ocio. soy defensor del ocio. me parece bien, y ade... » | almuerzo laboral. seis flamantes compañeros de tra... » | salimos del hotel. bañados. juntos. riéndonos. com... » | mismo examen. sigo contando el psicológico. dibujo... » | psicológico. examen preocupacional. disconforme po... » 

<$BlogDateHeaderDate$>

grotesco x 2.
1. almuerzo laboral en una parrilla al aire libre. algunos de traje, como yo. otros camioneros. ellos piensan que somos burgueses tirados a menos, nosotros que ellos podrían lavarse las manos algún día. sienten que los invadimos, sentimos que el traje se nos llena de humo. somos cinco. pedimos cinco pedazos de vacío con ensalada al plato y una coca-cola grande. la señorita (musculosa, transpirada, regordeta, decadencia dental) recuerda el pedido y trae todo menos el pan. se lo pedimos y hace señas de que va a traerlo. lo trae. cinco flautitas. dos en cada mano y ustedes dirán que falta una. no, la otra la tenía en el sobaco y así, como si mirá que lindo día que hace con este calor, deja en la mesa los cuatro panes que tenía en sus manos y luego desenvaina el del sobaco con una naturalidad envidiable.
sólo yo me di cuenta porque todavía seguía describiéndola para mí mismo. elegí mi pan evitando el del sobaco y no dije nada a los comensales porque odio los escándalos y porque a veces me gusta ser perverso.

2. noche navideña. 12:02. hecho el brindis, escucho frente a mí que una voz deterioradísima por el tiempo (90 años) comienza a entonar las estrofas de: noche de paz, noche de amor, toooooooodo... contengo mi carcajada pero no mi pensamiento de que sí, estás gagá y toda la mesa lo sabe pero todos quedamos bien. en navidad está bien quedar bien a nadie le importa la falsedad porque el niño jesús nos está tocando con su dedito meñique de la bondad.
el noche de paz... seguía de fondo y era una escena tan desubicada como la del rugbier uruguayo de la película viven que dice hoy es mi cumpleaños con los restos del avión en la cordillera, pero eso no fue todo. el remate de aquel chiste insoportable al que yo estaba sobreviviendo fue un pedido: poneme crónica tv porque necesitamos escuchar el mensaje papal, me dijo la cantante del villancico.
luego ordenó silencio con sus 90 años de autoridad y todos le hicieron caso. yo aproveché para hacer algunos llamados desde mi habitación.
a todos les causó gracia este episodio. tenés que escribirlo, me dijeron.

voyeur

E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...

|

¿quién soy?

  • un tipo que escribe lo que su miopí­a galopante le permite ver.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.